Quien soy

Culillo inquieto, ¡así me define mi madre! , aunque tanto ella como mi padre tienen gran parte de la  culpa de mi amor por la naturaleza, ya que desde bien pequeñitos nos llevaron a mi hermana y a mi a recorrer los parques nacionales más bellos del país siempre de camping, siempre juntos.

¿Y quién tiene la culpa de mi pasión por la fotografía? ¡Mi tia!

No tenía más de 7  años cuando me regaló una antigua cámara Werlisa  que además no funcionaba, en plan;  -“vamos a darle al nene una cámara rota para que juegue”-.  Recuerdo que eran hogueras y me enamoré de cómo se veía el  mundo a través de un visor. Evidentemente, la  cámara no llevaba carrete, y menos mal, porque disparé más de cien mil veces.  Aquella tarde no me despegué de la vieja cámara y a partir de ese momento de un modo u otro la fotografía siempre ha estado presente en mi vida.

Alicantino de nacimiento y con 40 tacos a la espalda, instructor de baile y propietario de la academia de baile “Qué te mueve”, graduado en psicología por la UNED recientemente, paso los días entre mi amado trabajo y los planes del siguiente viaje.

Afortunadamente he encontrado la horma de mi zapato en mi mujer, Amanda, que no sólo ha sabido responder a esta necesidad incansable de buscar nuevos destinos, sino que comparte conmigo experiencias, planes y hace que viajar aún sea más divertido en su compañía.

José Antonio, “el turisjero” y Amanda.